Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Si perdiste la llave de tu candado y quieres tener acceso a lo que está asegurado con él, existen varias técnicas que puedes llevar a cabo para abrirlo, fácil y rápido, algunas veces sin dañarlo, otras sí.
Por eso debes tener presente si lo que quieres es liberar lo que tiene asegurado el candado y te importa el dispositivo, o solo te importa el contenido, para que puedas usar el truco que necesites para cada caso.
4 fáciles trucos para abrir un candado sin la llave
La T de lata, toma una tapa ya sea de pintura o de leche, y con tijeras fuertes para este material corta una T, aproximadamente un poco más grande que la mitad de tu dedo meñique y del mismo grosor de dicho dedo, corta las puntas de la parte de abajo de forma que no quede rectangular allí, y dobla los bordes de manera que acune el arco del candado.
Una vez hecho eso, introduce la T en el candado por la parte del arco donde suele abrir, y con unas pinzas has presión hacia abajo, hasta que logres que ceda. También puedes hacer la T con una lata de refresco.
Las 2 llaves inglesas, esta es una forma muy rápida y efectiva de abrir un candado, es especial para casos de emergencia o cuando no te importe perder el dispositivo.
Coloca las 2 llaves una al lado de la otra en el interior del arco, de manera que puedas girarlas hacia adentro, haciendo presión cruzando las manos desde el otro extremo de las llaves, hasta que el cuerpo del candado se rompa.
Una llave de repuesto de lata, cuando la llave se ha roto, y la parte que se introduce en la cerradura quedo completa, tómala con unas pinzas y con un yesquero quémala por una de sus caras, luego colócala sobre una cinta adhesiva transparente del lado que has quemado, y has presión, quedará marcada.
Retira el trozo de llave, toma la tapa de una lata (como en el caso de la T), y coloca la cinta adhesiva sobre ella, recorta la forma de la llave marcada, dejando un trozo sobresaliente como si fuera el aro redondo de la llave para sostenerla.
Introdúcela en el candado con cuidado, pues no entra con la misma facilidad de una llave convencional, debes ser cuidadoso en ese proceso, una vez logras introducirla completa, gira sosteniendo desde la base que queda al borde del bombín para evitar que se doble o se rompa.
Un par de clips, con los cuales puedes hacer una ganzúa y una llave de tensión caseras, que te ayudarán a abrir tus candados sin llaves, incluso alguna que otra cerradura trabada.
Agarra uno de los clips y enderézalo por completo, luego dóblalo exactamente a la mitad y une bien los 2 lados, curva la punta por donde realizaste el doblez formando una especie de L al revés para formar, tu llave de tensión.
Ahora toma el otro clip, endereza solo una de sus partes y con unas pinzas dobla solo un poco en la punta de la parte desplegada para formar tu ganzúa. Introduce tu llave de tensión por un extremo del orificio donde se inserta la llave, y sostén con una mano tanto la llave como el candado.
Ahora inserta la ganzúa rápidamente de manera que levantes los pistones dentro del candado y trata de girar cilindro del candado con la llave de tensión en el sentido que abre la llave, quizás debas hacerlo varias veces hasta que lo logres, debes tener paciencia, veras que no es tan complicado como parece.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies