Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
En muchas ocasiones la seguridad nos llama a la puerta, en el sentido de que debemos nosotros mismos solventar situaciones, esto obedece a que siendo aquella una necesidad fundamental del ser humano, no puede ser sometida a postergaciones ni mucho menos a soluciones básicas, ya que la protección siempre debe ser la mejor.
En nuestros hogares, la seguridad siempre es fundamental dado todo los intereses que se encuentran en la misma, pero nuestro lugar de trabajo también es un sitio que nos aguarda mucho valor, entre los documentos, objetos y dinero que pueda haber albergado en el mismo, de aquí que exista la prioridad de colocar cerraduras a las puertas.
En el caso de las oficinas, las puertas que por lo general se encuentran, son las de madera de contextura liviana y delgada, pero sin cerraduras, son puertas de solo ajustar.
Hoy te traemos una serie de recomendaciones sobre como instalar cerraduras a tus puertas de madera, presta atención a todo lo que te indicamos, cerciórate de tener los materiales a la mano, y sobre todo presta atención a las indicaciones no te saltes los pasos, en cuestiones de seguridad todo proceso de instalación debe ser respetado.
Paso a paso instalando la cerradura para nuestra puerta del trabajo.
Lo primero que debes asegurarte es de adquirir la cerradura a tu gusto, en todo caso, aquí vamos a indicarte la instalación de una cerradura de pomo que es la más empleada.
Para instalar la cerradura, es menester que desmontes la puerta para que puedas trabajar con mayor facilidad, con la ayuda de un barbequín o bien un taladro, vas a abrir el agujero en el cual vas a colocar la cerradura, recuerda previamente haber marcado este espacio.
Luego procede a colocar la cerradura con la ayuda de los tornillos, recuerda que esto es necesario que lo hagas de la forma correcta, o de lo contrario tu sistema de seguridad podrá ser vulnerado con gran facilidad.
Tratándose de una cerradura de pomos, lo primero de que debes hacer es desenroscar el pomo, luego procede a colocar el sistema interno dentro del agujero hecho en la madera, por el lado del frente ajústalo con la lámina y sus tornillos, repite el mismo proceso por la parte posterior.
Puedes considerar, colocar en el sistema interno con la ayuda de un hisopo un poco de aceite lubricante o bien un poco de grasa todo esto con la finalidad de que la cerradura pueda abrir con gran facilidad en el momento de su uso.
Procede luego a incorporar el pomo, enroscándolos uno a uno, asegúrate que estos queden bien ajustados, en ciertos casos, puede que necesites sostenerlos con un tornillo en la parte superior e inferior de cada pomo, esto es para resguardar mejor aún el sistema de la misma.
Ahora bien, nos falta por incorporar la pletina donde va el pistilo, para este proceso vas a necesitar ya montar la puerta en su marco, para poder medir el lugar exacto por el cual va a salir aquel, para ello es necesario un lápiz que te marque, los agujeros del pistilo y los del tornillo donde colocarás la lámina de seguridad.
Aprovecha en este momento de lubricar las bisagras de tu puerta, y así le haces mantenimiento, te resultará útil pasarles un poco de algodón con lubricante y así evitaras que estas a futuro vayan a rechinar.
Una vez marcados, procede a colocar la lámina con mucho cuidado, es decir, procura ajustarla bien con los tornillos. Y listo ya has logrado montarle mayor seguridad a tu puerta de la oficina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies